Dietas proteicas

Las dietas proteicas es una de las más empleadas, contando con un gran aporte proteico.

En una etapa como la actual donde el culto al cuerpo es predominante, cada vez son más las personas que han aprovechado para realizar actividad física.  Cualquier deportista, ya sea amateur o profesional, ha visto como su organismo necesitan una serie de alimentos y en especial, proteínas. Por ello, ahora las dietas proteicas son la principal tendencia del mercado. Se trata de un tipo de régimen alimentario que ayuda a eliminar la grasa y a la vez ganar músculo, optimizando así el rendimiento físico.

Características de la dieta proteica

La dieta proteica, o más conocida como hiperproteica o simplemente dieta de proteínas, se caracteriza por una ingesta elevada de proteínas, eliminando los carbohidratos y algunos lípidos. En ese aspecto, nos encontramos con un tipo de régimen que es más saciante de lo habitual, puesto que los carbohidratos no suelen llenar tanto como en otros casos o alimentos.

En ese aspecto, nos encontramos con un tipo de dieta que ayuda a fomentar el proceso de cetosis, algo que permite que se pueda emplear la grasa acumulada como principal fuente de energía para nuestro organismo. Por ello, los carbohidratos que deberían ocupar ese rol, pasan a un segundo plano y el cuerpo humano aprovecha cualquier tipo de vía factible para que sea su principal aporte energético.

Este tipo de dieta proteica suele ser beneficiosa para nuestro organismo, especialmente para los deportistas o para las personas que cuentan con una baja capacidad muscular. Con ella, se puede incrementar la masa muscular y a la vez permite una rápida pérdida de peso al consumir esos elementos innecesarios de nuestro organismo.

Una de las recomendaciones más extendidas es que cada comida que se realice cuente con un alimento proteico y que se consiga reducir las proteínas poco a poco gradualmente. Con esta acción el cuerpo no tendrá un impacto que pueda comportar carencias nutricionales y evitar así el temido efecto rebote.

Cómo hacer una dieta proteica

Una de las principales recomendaciones que se consuma alimentos de calidad. Por ello, es preciso que se ingiera entre 40 y 50% de hidratos cada día, que pueden estar en frutas y verduras. También están en las legumbres o cereales integrales. Eso sí, olvídate de los azúcares añadidos o bien los alimentos que han sido procesados.

Es inevitable que cada uno de tus platos incorpore un alimento que sea rico en proteínas. Uno de los más recomendables son las proteínas magras, es decir sanas. Este es el caso del huevo, el pollo, quesos frescos o bien pescados grasos que tienen omega 3. Con este alimento proteico lograrás la sensación de saciedad y así reducirás el índice glucémico de las comidas. Se recomienda que este tipo de dieta se realice durante 15 días con un intervalo de tres días.

A continuación os dejamos una lista de alimentos que puedes consumir: pescado, huevos, leche, quesos blancos, yogur desnatado, leche de almendras o soja.  Acelgas, espinacas, zanahoria, tomate, pepino, berenjena, cebolla, alcachofa, ajo, espárragos. Aceite de oliva, cacahuate, nueces, calabaza, girasol…

Nuestros productos proteicos

Si estás pensando en incorporar a tu vida una dieta proteica, decirte que en Farmacia Santigosa contamos con productos de todo tipo. Entre ellos destacan los productos Bodybell ( en especial los batidos Bodybell ) y los productos Kot que te ayudarán a que tu dieta sea más productiva y saciante.

Si realiza una dieta proteica con nosotros, le hacemos el seguimiento gratuitamente.